Por su buen servicio los felicito, tanto para el paciente como para el acompañante, ojalá sigan así y
que Dios los siga bendiciendo.

JULIA GONZALEZ